miércoles, 20 de julio de 2016

LA TORRE DE YERO. Salvando la memoria histórica desde su descubrimiento hasta su declaración como Monumento Local [Parte 3].



El 25 de abril de 2008, en ocasión de efectuarse el Evento de Historia Local y el XXVI Aniversario del Museo Municipal de Cabaiguán, Noel Cabrera y el Especialista en Arqueología del Centro Provincial de Patrimonio Cultural de Sancti Spíritus (CPPC), exmiembro del grupo Caonao Orlando Álvarez, sostienen una reunión de trabajo en la que trazan una estrategia encaminada a la reconstrucción de la torre de Yero. Esta ocasión posibilitó dar los primeros pasos para la elaboración de un proyecto mediante el cual una vez terminada la restauración se desarrollara todo un programa de conservación y manejo del inmueble al situar allí una Sala o Museo de Sitio. Ello garantizaría la divulgación de sus valores y la recaudación de fondos para su mantenimiento.
Por invitación de Noel Cabrera, el 25 de mayo de 2008, el Especialista en Arqueología del CPPC, participa en una de las visitas programadas por el grupo Errot Orey a la torre. Entre los objetivos se encontraban propiciar un primer contacto entre el CPPC y este grupo de interés histórico, conocer sus puntos de vista acerca del manejo posterior a la restauración e intercambiar criterios. Del mismo modo visitar el sitio arqueológico para verificar su estado de deterioro, e informar de ello a la Oficina de Monumentos y Sitios Históricos de Sancti Spíritus, tener un contacto con los dueños de la finca y conformar un archivo fotográfico que ilustrara la problemática observada

El 26 de mayo de 2008, Edelvy Bravo Amarante, presidente de la Comisión de Monumentos de Cabaiguán, informa a la Comisión Provincial de Monumentos y a la Oficina de Monumentos y Sitios Históricos del CPPC en Sancti Spíritus, del mal estado de conservación de la Torre de Yero, solicitando la autorización para su restauración y la intervención en el menor tiempo posible de los especialistas.

En mayo del propio año y después de varios encuentros de trabajo entre los citados factores, Noel Cabrera con la colaboración del grupo Errot Orey, presentan la primera propuesta de proyecto al CPPC, convirtiéndose en la guía programática para todo el trabajo vinculado con la torre de Yero (Lámina 21).
En todo este tiempo el grupo Errot Orey, con la dirección de Noel Cabrera, organizó varias caminatas a la torre, atrayendo cada vez más el interés de personas, sensibilizando a directivos del Poder Popular, Cultura y Partido Municipal.
Dedicaron además un domingo de cada mes a reunirse e intercambiar impresiones, en torno a su propósito principal, en el que invitaron a diferentes personalidades de la política y la cultura en la provincia.
El día 19 de julio de 2008, se reúnen en la torre un importante grupo de artistas que conjugaron su trabajo con un grupo de especialistas de la Oficina de Monumentos y Sitios Históricos de Sancti Spíritus.
Entre las actividades culturales desarrolladas estuvo la ejecución de pinturas inspiradas en la legendaria edificación, el modelado del medallón alegórico a la torre de Yero, la declaración de poesías inspiradas en el monumento, la ejecución de una danza. El momento fue propicio para reconocer a los propietarios de la finca donde se edificó el monumento, por su encomiable labor en la conservación y protección del mismo.
Conjuntamente el grupo de la Oficina de Monumentos, realizó su evaluación emitiendo un Dictamen Técnico; donde se relacionan los principales problemas y se recomiendan una serie de acciones constructivas a acometer con el propósito concreto de alargar su existencia útil y devolverle su esplendor original. El mismo se acompaña de un listado de materiales necesarios para su intervención constructiva.

Entre las problemáticas observadas se encontraban la rotura de las arcadas restauradas en el primer nivel. Otra de las problemáticas era el agrietamiento de la roca sobre la que se edificó la estructura, por la penetración de las raíces de árboles que crecen junto a la base de la torre, así como, el crecimiento de diversas plantas silvestres sobre diferentes partes de la construcción traía consigo el agrietamiento de la estructura original, favoreciendo su derrumbamiento (Lámina 22).
En carta del 30 de octubre de 2008, María A. Jiménez Margolles, Historiadora de la Ciudad de Sancti Spíritus, y Domingo Ulloa Coca, Director en funciones del CPPC, comunican al compañero Edelvy Bravo Amarante, Vicepresidente del Poder Popular y Presidente de la Comisión Municipal de Monumentos de Cabaiguán, informándole en detalle lo expresado en el Dictamen Técnico de la Oficina de Monumentos y Sitios Históricos de Sancti Spíritus, considerando oportuno proponer su análisis a esa instancia con el fin de que se adopten las decisiones correspondientes para preservarla de la destrucción.
Dos importantes muestras expositivas son presentadas en el primer trimestre de año 2010. “Por Tus Valores”, reunía por primera vez la obra creadora de artistas plásticos de Cabaiguán, que a decir de Lillitsy Hernández Oliva, presidenta de la Brigada de Instructores de Arte José Martí:
[…] hacían suyo el principio de preservar la única construcción del siglo XIX, por su valor arquitectónico, histórico y cultural con que cuenta Cabaiguán.
Su objetivo fundamental era darla a conocer a un mayor número de personas y sensibilizar a los que cuentan con las posibilidades legales y materiales para su restauración. Esta primera exposición tuvo como escenario la galería en el vestíbulo del Cine Teatro Rogelio Rojas del municipio. En la apertura de la muestra se presentó la premier de un documental sobre los recientes trabajos de la Oficina de Monumentos y Sitios Históricos de Sancti Spíritus y el grupo Errot Orey, así como el del video – poema “Por Tus Valores”, de la letra de Santiago Silva García, entregándose un plegable alegórico a la fecha.
La Expo “Por Tus Valores” se traslada hacia el Salón de la Campana del CPPC, entre los meses de diciembre de 2008 y enero de 2009. En la velada se muestra una presentación de la cronología histórica y las actividades desarrolladas hasta la fecha. Entre otras personalidades participaron el director suplente del CPPC, la historiadora de la ciudad y directivos de la cultura en la provincia (Lámina 23). 
Los intercambios sostenidos por el coordinador del grupo “Errot Orey” posibilitaron acordar una visita de trabajo a la torre. Algunas reuniones se programaron por el presidente del Poder Popular de Cabaiguán, a las que se convocaron las direcciones de Cultura, Construcción, así como miembros del grupo “Errot Orey”, en las que se debatió la estrategia para la reconstrucción del edificio.
Según Silva et. al. en 1984[2], para esa fecha la campana de bronce de la torre, había sido donada, hacía ya muchos años a la iglesia La Caridad, de la ciudad de Sancti Spíritus, todo lo cual se supo por las entrevistas hechas a Ángel Duarte, antiguo propietario de la finca. Con la finalidad de conocer la veracidad de estas afirmaciones y el propósito concreto de recuperar la campana para su posterior traslado de vuelta a la torre, María Antonieta Jiménez Margolles, Historiadora de la Ciudad y Orlando Álvarez de la Paz, Especialista en Arqueología del CPPC, visitan la iglesia La Caridad en el año 2008. En esta oportunidad Elvis Ley Gálvez, sensibilizado con el espíritu que los animaban; nos comunicó la lamentable pérdida de los archivos de la iglesia y accede a que se visitara el campanario y se valorara así la posible presencia de la campana de la Hacienda Cayajaca.
En el campanario se comprobó la existencia de dos campanas de idéntica fabricación; otra -la mayor- con inscripciones que decía: Jesús de Nazareno, hecha en 1830. Sin embargo, una cuarta campana, más rústica y sin inscripción alguna; cuyas características constructivas nada tenían que ver con las restantes, parecía ser la que se estaba buscando.
video
En posteriores indagaciones con el Padre, donde le mostramos los videos tomados de las campanas, pudimos conocer que las dos campanas de la misma fecha y modo de fabricación, son las originales de La Caridad. La mayor de ellas correspondía a la de Jesús de Nazareno, mientras que la procedencia de la cuarta campana era desconocida.Argumentando las razones por las que creíamos era la de la torre de Yero, acordamos un canje de campanas; para lo cual entregaríamos la existente en el Salón de la Campana del CPPC de Sancti Spíritus por la que nos interesaba recuperar.
A partir de ese acuerdo pensamos en las diversas maneras en que se podía llevar a cabo el movimiento del pesado encargo desde y hacia el campanario de La Caridad. Erróneamente creímos que la única vía era la utilización de un camión grúa, razón por la cual esta gestión se prolongó en el tiempo.
Desde el mes de marzo de 2009 hasta junio de 2010, el coordinador del grupo Errot Orey, Noel Cabrera y otros miembros del mencionado colectivo, ejecutan un intensivo plan de gestión con el Buró del Partido, el Poder Popular, la Dirección de Cultura y la Construcción en Cabaiguán.
En marzo el presidente del gobierno se compromete en llevar a vías de hecho el proyecto de restauración, coordinando con los inversionistas la adquisición del volumen de madera requerido para la construcción del andamio, necesario para comenzar el trabajo de restauración.
Para ello se designa un inversionista encargado de tramitar la cantidad de madera con la Empresa Forestal Municipal. Los gastos serían sufragados por la Dirección Municipal de Cultura.
El Poder Popular en la persona de su presidente, decide reunirse para agilizar esta tarea. En ella participa la Primera Secretaria del Partido en el Municipio Deivis Pérez Martín, acordándose el cronograma de labores a realizar y los plazos de ejecución, así como la solicitud de especialistas en restauración al CPPC y que la fuerza de trabajo estaría a cargo de la Dirección de Cultura.
El 29 de marzo de 2009 visitan la torre Anait Gómez Hernández, directora del C PPC; Jorge Rocha Dominique, director provincial de Cultura; Ricardo Simeón Fernández Labrada, director municipal de Cultura y Bernabé Linares, presidente de la Asamblea Municipal del Poder Popular y se acuerda la colaboración entre las partes para intervenir el inmueble.
Miembros del grupo Errot Orey y trabajadores del Museo General Municipal de Cabaiguán, visitan la torre el 17 de abril y realizan una actividad conjunta conmemorando el “Día de la Tarjas y los Monumentos”.
EL 21 del propio mes, el Presidente del Poder Popular, tras un breve período de convalecencia, retoma la conducción de las reuniones de coordinación, adoptando medidas disciplinarias ante el incumplimiento de las tareas acordadas en marzo. En esta ocasión el Gobierno asignó el transporte que llevaría la madera para la construcción del andamio. Ahora el problema fundamental estaba dado en que no se disponía de fuerza de trabajo.
Finalmente el andamio se levantó con la decisiva intervención de miembros del Errot Orey y asalariados de la construcción en Cabaiguán (Lámina 24).
Todavía en el mes de mayo no había nada definido. El presidente del Gobierno
cita a la próxima reunión a las direcciones provinciales de Cultura y Patrimonio, además de las municipales de Cultura y la Construcción. Ahora el criterio esgrimido por el director de la Construcción es no saber cómo proceder en las labores de restauración, pidiendo a Patrimonio la presencia de un especialista a pie de obra.
En el mes de junio el CPPC designa a su Especialista en Arqueología para que se incorpore a tiempo completo en la dirección del trabajo en la Torre de Yero. Este se persona en la Dirección de la Construcción Municipal; donde se le hace saber que sin la elaboración del presupuesto no se puede iniciar las labores, además de que se desconoce qué entidad asumirá su financiamiento y por tanto no se dispone de dinero para sufragar los gastos de ejecución de la obra.
Ante la nueva situación creada, el Especialista en Arqueología conjuntamente con los proyectistas de la Oficina de Monumentos y Sitios Históricos de Sancti Spíritus, elaboran el listado de tareas a ejecutar en restauración. Nuevamente se visita la Dirección Municipal de la Construcción en Cabaiguán, disponiendo ahora del listado de labores; ocasión que se resuelve conformar el Presupuesto, con un monto financiero de 10810.66 pesos en moneda nacional.
Se contaba ahora con el Presupuesto y el especialista, que se encargaría de los trabajos pero ni Cultura, ni el Gobierno contaban con el financiamiento. A partir de ese momento las gestiones quedan en un punto muerto, en espera de la discusión y aprobación del presupuesto para el año 2010.
A pesar del interés del presidente del Poder Popular de Cabaiguán, las acciones se estancan en espera de las elecciones de los delegados al Poder Popular. Período en el que éste es reelecto en su cargo. A partir de entonces Mario Luís  López Isla, Presidente de la UNEAC en Cabaiguán y Noel Cabrera aúnan voluntades y trazan una nueva estrategia. Disponen ahora de la colaboración desinteresada del albañil Eduardo Delgado Hernández (“El Chino”); con una vasta experiencia en labores de rehabilitación de viejas edificaciones, adquirida cuando formaba parte del equipo de restauración en la Oficina del Historiador de la Ciudad de La Habana y un grupo de amigos de la torre dispuestos a trabajar sin percibir para ello remuneración monetaria alguna.
El 15 de junio de 2010, Día Mundial del Medio Ambiente, con la presencia del primer secretario del partido, el presidente del gobierno en Cabaiguán, la UNEAC y miembros del grupo Errot Orey, realizan una actividad en la torre de Yero, ocasión en que se acuerda trabajar en la restauración del inmueble como regalo de cumpleaños al lider de la Revolución Cubana (lámina 25).

Referencias.-

[2] Santiago Silva García, Orlando Álvarez de la Paz y María Berenice Cruz Martín: La torre de Yero. Rescate de uno de nuestros componentes del patrimonio cultural, 1984.
email: ssilva@cubaarqueologica.org